Contrato de trabajo

Supongamos que tu empleador actual deja de cumplir con su parte del acuerdo laboral. Quizá ha incumplido el pago de tu salario. O tal vez eres tu el empleador y la persona que contrataste no cumplió con lo prometido. ¿Qué puedes hacer? En casos como estos, reviste especial importancia contar con un contrato de trabajo escrito.

¿Cómo me beneficia contar con un contrato de trabajo?

El contrato laboral vincula al empleador con el trabajador. Por un lado, el empleador se compromete a pagar una cantidad acordada a cambio de algunos bienes o servicios. Por otro lado, el trabajador se compromete a cumplir con las instrucciones fijadas para el trabajo en cuestión. Esa es la base de los contratos de trabajo.

De acuerdo al artículo 7 del Código del Trabajo, el contrato laboral es un acto jurídico. En este marco, es un acuerdo del que nacen derechos y obligaciones tanto del empleador como del trabajador. Así, el empleador puede exigir que se realice el trabajo acordado en tiempo y forma. Y el trabajador puede exigir el pago de su salario y de las prestaciones contempladas por la Ley.

Ahora bien, de acuerdo a dicho artículo, el contrato de trabajo existe desde el momento que se llega a un acuerdo. Esto es cierto aún en el caso que aún no se haya escriturado. Sin embargo, si no se escritura es muy complicado exigir el cumplimiento de los términos del mismo.

¿Existe alguna exigencia de Ley sobre la escrituración de un contrato de trabajo?

Si. El artículo 9° del Código del Trabajo dicta los términos referentes al tiempo límite para la escrituración de un contrato. Toma como base la fecha de inicio de labores para fijar el periodo limite para la escrituración del contrato.

La Ley contempla dos posibles situaciones para el plazo de escrituración. Si la duración del trabajo será menor a 30 días, deberá escriturarse en los primeros cinco días de trabajo. Pero si trabajará por más tiempo, el empleador contará con 15 días desde la fecha de inicio de labores.

¿En que circunstancias es especialmente útil la escrituración de un contrato de trabajo? Cuando se requiere aclarar alguna inconformidad o se alega incumplimiento. Por eso, en las clausulas deben figurar las obligaciones y derechos de cada parte firmante. Si eres el empleador, la escrituración te brinda los medios legales para obtener los servicios contratados. Por otro, si eres el trabajador, te permite ciertas garantías para evitar un trato abusivo.

¿Qué aspectos debe regular un contrato laboral?

Debe incluirse todo aspecto relacionado con el trabajo en cuestión. Por ejemplo, si aplica, debe estipular la duración de la jornada laboral y el lugar de empleo. También incluirás las remuneraciones pactadas, las cuales deberán ser superiores al salario mínimo. Es importante que incluyas en el contrato cualquier aspecto que se haya pactado verbalmente con anterioridad.

Si no existe un contrato laboral escrito, ¿significa que el empleador no tiene ninguna obligación?

No. Aunque es cierto que, en el ámbito legal, se libra de ciertas responsabilidades jurídicas. Por ejemplo, de no existir un contrato escrito, el trabajador no podrá reclamar el cumplimiento de los términos del acuerdo. Esto es así porque no tendrá forma de comprobar lo pactado originalmente.

¿Qué ocurre en caso de accidente en el lugar de trabajo? En este caso el empleador podría alegar que la víctima no es su trabajador. Pero deberá justificar la presencia de éste dentro de su propiedad. Bajo estos términos, y en ciertas circunstancias, el trabajador podría demandar una indemnización.

Si deseas solicitar asesoría gratuita o bien, buscar un abogado o experto que te ayude con tu requerimiento, te invitamos a descargar y registrarte en Abogapp totalmente gratuita aquí.

Leave a Comment