¿Qué es un juicio de partición de una herencia?

Imaginemos por un momento que hace unos días murió un familiar cercano a ti. Poseía una gran fortuna, pero dejó intestados sus bienes y eres uno de los herederos. Han intentado acordar la cantidad que recibirá cada quien, pero no ha podido llegar a ningún acuerdo. ¿Qué puedes hacer? En casos como estos puedes recurrir a un juicio de partición de una herencia.

Mediante dicho juicio se podrá determinar la división de los bienes entre todos los herederos. A este respecto, la Ley N° 19.903 Sobre Procedimientos para el Otorgamiento de la Posesión Efectiva de la Herencia regula estos procesos. ¿Cómo se llevan a cabo?

¿Qué es un juicio de partición de una herencia?

Es un juicio que permite la partición de los bienes del fallecido entre todos los herederos. Sin embargo, el primer factor a determinar ante de demandar este juicio, es si el difunto dejó un testamento o no.

Esto es un factor clave a la hora de determinar la partición de bienes. Si el causante de la herencia, en esta caso la persona fallecida, dejó plasmado en un testamento sus deseos, no se puede demandar un juicio de partición de una herencia. Esto es así porque el difunto ya había designado con anterioridad a los herederos.

Así que, el primer requisito para poder presentar una solicitud de un juicio de partición de una herencia es que los bienes estén intestados. En ese caso, como primera opción, podrá efectuarse la partición de bienes mediante un acuerdo entre todos los herederos implicados

Ahora bien, ¿que sucede si no se logra un acuerdo sobre la forma en que deben dividirse los bienes intestados? Entonces se podrá solicitar la intervención de los tribunales mediante un juicio de partición.

¿Quienes pueden demandar un juicio de partición?

Este es un proceso que puede ser demandado por cualquier persona a la que se le pueda considerar heredero. Entonces, ¿quienes son lo herederos? La Ley estipula diferentes “ordenes” para dividir a los posibles herederos.

El primer orden de herederos corresponde al cónyuge o conviviente civil y a los hijos que le sobreviven al difunto. Sin embargo, cabe mencionar que el derecho a herencia también es hereditario. Por eso, podrán heredar los nietos, en caso que uno de lo hijos del difunto haya muerto con anterioridad. Y, por otro lado, si el fallecido y la persona con la que vivía actualmente no eran cónyuges ni covivientes civiles, entonces dicha persona no tiene derecho a herencia.

Si no existe ningún heredero del primer orden, o si estos renuncian a su herencia, pueden heredar otras personas. Estos se dividen del segundo al quinto orden.

En el segundo orden están los padres o los ascendientes mas próximos al difunto. Sin embargo, ellos solo podrán ser acreedores a la herencia si no tuvo hijos

El tercer orden de herederos corresponde a los hermanos del fallecido. Si uno de sus hermanos falleció, heredan los sobrinos (los hijos del hermanos fallecido).

Si tampoco existen estos, corresponde la partición de bienes entre los herederos del cuarto orden. Estos son los familiares consanguíneos, pero que no son ni ascendientes ni descendientes. La prioridad la tienen los tíos del fallecido.

El quinto orden corresponde al Fisco, quien recibirá la herencia al no existir heredero.

¿Cómo puedo solicitar este un juicio?

Lo primero que deberás hacer es asegurarte que eres uno de los herederos, pues solo ellos pueden demandar un juicio de partición de una herencia. Una vez hecho esto, puedes presentar la solicitud del juicio en un Juzgado de letras. Deberás interponer la solicitud en el tribunal correspondiente a la dirección del causante, esto es, la persona fallecida.

Si deseas solicitar asesoría gratuita o bien, buscar un abogado o experto que te ayude con tu requerimiento, te invitamos a descargar y registrarte en Abogapp totalmente gratuita aquí.

¿Te gusto este articulo? Comenta y compártelo!