Acoso laboral

¿Haz recibido amenazas reiteradas de despido en tu lugar de trabajo? O, ¿haz sido víctima de hostilidad constante por parte de tus compañeros de trabajo? Estos son solo algunos ejemplos del llamado acoso laboral. Este se manifiesta de diferentes maneras. ¿Que medidas puedes adoptar si eres víctima de acoso en alguna de sus formas?

¿Qué es el acoso laboral?

Dicho en término sencillos, el acoso laboral es toda conducta u hostigamiento generado en el lugar de empleo. Abarca el maltrato y la humillación de forma reiterada. Además, la Ley N° 20.607 indica que dichas conductas amenazan o perjudican la situación laboral de la víctima.

¿Qué actos, concretamente, constituyen acoso laboral?

Aunque normalmente se asocia el acoso laboral con agresiones por parte del empleador, no siempre es así. En ocasiones, son los subordinados quienes acosan a sus superiores. Para que sea considerado acoso, no se toma en cuenta el puesto que ocupa la víctima en la empresa.

Entonces, ¿que actos son considerados acoso? Pueden ser agresiones verbales que menoscaben o humillen a la víctima. Estas pueden ser burlas o molestias insistentes y de forma reiterada.

También pueden ser agresiones que atenten contra su dignidad y desacrediten su honra. Así mismo, se considera acoso asignarle tareas fuera de su capacidad y que ponga en riesgo su integridad.

Por otro lado, también puede tratarse de amenazas que perjudiquen su situación u oportunidades laborales.

Sin embargo, debes tener en cuenta que para que se tipifique como acoso laboral deberá darse dos condiciones. La primera es la existencia de actos que dañan la integridad física, mental o emocional de la víctima. Y la segunda es la frecuencia de la acción. Deberá ser constante este tipo de actos, y no solo un caso aislado.

¿Qué puedo hacer si soy víctima de acoso?

Si haz sido víctima de acoso en cualquiera de sus formas, podrás presentar una denuncia a la administración de la empresa. Así puedes permitir que sean ellos quienes corrijan la situación. De hecho, por Ley la empresa debe contar con un reglamento que regule la forma en que atenderán estas acusaciones.

Por otro lado, si lo deseas podrás presentar una denuncia administrativa ante la Inspección del Trabajo. Esta, a su vez, ordenará una investigación del caso para establecer los hechos.

También, y dependiendo de la gravedad de los hechos, podrás presentar una demanda judicial. Podrás invocarla por violación de derechos fundamentales de acuerdo a la Ley N° 20.087

¿Qué puedo hacer si soy víctima de acoso sexual?

Según el artículo 2 del Código del Trabajo, el acoso sexual se produce cuando se hace requerimiento sexuales indebidos. Por supuesto, esto debe darse sin el consentimiento de la víctima. Además, estos requerimientos indeseados también amenazan o perjudican la situación laboral de la víctima. No solo abarca la presión a aceptar propuestas sexuales no deseadas. También incluyen los mensajes, llamadas e imágenes de carácter sexual no deseados.

Al igual que otras modalidades, el acoso sexual tiene diferentes grados de sanciones. En los caso más graves, se declarará el despido del agresor sin derecho a ningún tipo de indemnización. Esto es posible según el artículo 160 del Código del Trabajo.

Pero si el agresor es el empleador, la víctima puede optar por recurrir al auto despido. Esto con base al Código del Trabajo, artículo 171. Allí se estipula que si el empleador incurre en conductas contrarias al contrato laboral se puede recurrir al auto despido.

Claro está, deberás reunir todos los elementos que te permitan probar las alegaciones de acoso sexual.

Si deseas solicitar asesoría gratuita o bien, buscar un abogado o experto que te ayude con tu requerimiento, te invitamos a descargar y registrarte en Abogapp totalmente gratuita aquí.

Leave a Comment