Incumplimiento de contrato

Existen diversos tipos de acuerdo legales que garantizan el cumplimiento de los compromisos adquiridos. Respecto a los asuntos relacionados con el ámbito laboral, normalmente se validan con contratos. Igualmente, si contratas un servicio, se espera que se pacten las obligaciones por medio de un contrato. Pero, ¿qué puedes hacer en caso de incumplimiento de contrato?

El artículo 1489 del Código Civil establece los términos legales referentes al incumplimiento de contrato.

¿Qué es un incumplimiento de contrato?

En términos sencillos, esto es cuando no coincide lo prometido con lo ejecutado. Por ejemplo, supongamos que contrataste la remodelación de una habitación, pero no se usaron los materiales pactados. O quizá acordaron que el trabajo finalizaría en dos meses, pero ya han pasado seis y sigue inconcluso. En ambos casos se puede afirmar que existe un incumplimiento de contrato.

Ahora bien, es importante recordar que para que proceda la demanda, deberás haber cumplido con tu parte del contrato. No podrás demandar que se cumpla lo pactado si tú no haz cumplido con tu parte. Por ejemplo, si el contratista no ha recibido los honorarios correspondientes, no está obligado a terminar el trabajo acordado.

¿Qué puedo hacer si no han cumplido con los términos de un contrato?

Podrás presentar una demanda y solicitar una de dos opciones. La primera es la denominada “resolución de contrato”. Esto es que se deje sin efecto un contrato vigente. En este caso se considerará como si nunca hubiera existido y, por lo tanto, deberán restituirse las cosas a su estado original.

La segunda opción es pedir el “cumplimiento forzoso del contrato”. Como su nombre lo indica, deberá cumplirse lo pactado aunque sea contra la voluntad de la contra parte. Con el fin de hacer valer lo pactado, en ciertas circunstancias se hará uso de la fuerza pública. También se podría recurrir al remate de los bienes del deudor.

¿Cómo y dónde demando un incumplimiento de contrato?

Para iniciar este proceso, deberás presentar una demanda en los Tribunales Civiles. Sin importar si decides demandar el cumplimiento forzoso o la resolución del contrato, también podrás solicitar indemnizaciones.

¿Qué indemnizaciones podría demandar en caso de incumplimiento?

La Ley contempla tres tipos de indemnizaciones para todos los casos en que aplique. Dependiendo las circunstancias del caso, puede aplicar una sola o una combinación de las tres. ¿En qué consiste cada una de ellas?.

  1. Daño emergente: Esto hace referencia a los daños materiales que ocasiona el incumplimiento de contrato. No solo puede referirse a los daños pasados, sino también a los futuros. Sin embargo, para invocar el daño emergente futuro deberás poder acreditar que sin lugar a dudas causará dichos daños.
  2. Lucro cesante: Como su nombre lo indica, hace referencia a las perdidas económicas que haz dejado de percibir a consecuencia del incumplimiento de contrato. Por ejemplo, supongamos que contrataste la remodelación de un inmueble donde tienes instalado un negocio. La demora injustificada para terminar la remodelación hará que dejes de percibir ganancias económicas. Y podrás demandar la indemnización por concepto de el lucro que dejaste de percibir.
  3. Daño moral: Hace referencia a los padecimientos, sufrimiento y aflicciones que son consecuencia directa del incumplimiento. Siguiendo el ejemplo del párrafo anterior, quizá al haber dejado de percibir ingresos se sometió a la familia a presiones económicas serias. La indemnización por daño moral tomará en cuenta la angustia ocasionada y las enfermedades que de ello se hubiesen derivado.

Para acreditar cada punto de la indemnización demandada podrás usar documentos y presentar testigos. Algunos de dichos documentos podrían ser mensajes de texto, correos electrónicos e informes médicos.

Si deseas solicitar asesoría gratuita o bien, buscar un abogado o experto que te ayude con tu requerimiento, te invitamos a descargar y registrarte en Abogapp totalmente gratuita aquí.

¿Te gusto este articulo? Comenta y compártelo!